Rivera responsabiliza a Corona de probable represalia

El ciudadano que demandó al portero del Cruz Azul, tras acusarlo de fracturarle nariz y pómulo afuera de un bar, responsabiliza a Chuy de todo lo que pudiera sucederle a él y a su familia

José María Garrido / Corresponsal El Universal  Guadalajara, Jalisco  Miércoles 24 de febrero de 2010 | 00:10

Han pasado 18 días y Julio César Rivera ha sanado lentamente de las heridas en el rostro. Sin embargo, las marcas siguen ahí. Tiene protegida la nariz y los puntos de sutura debajo de la ceja izquierda evidencian que no han cerrado por completo.

Rivera Ramírez asegura que Jesús Corona, portero titular del Cruz Azul, lo golpeó en el rostro sin motivo alguno a las afueras de un establecimiento de micheladas en Zapopan, Jalisco, la noche del sábado 6 de febrero, horas después de que La Máquina cayó 0-2 ante el Santos en el estadio Azul.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Julio César asegura tajante que Corona Rodríguez miente al deslindarse de los sucesos, y lo responsabiliza, en caso de alguna probable represalia que él o su familia pudieran sufrir.

“Temo por la seguridad mía y de mi familia”, dijo Rivera Ramírez, entrevistado en su domicilio. “No sé si después pueda haber alguna represalia y quiero dejar en claro que cualquier cosa que me pase a mí o a mi familia, a la primera persona que tendrán que ir a ver es a él, a Jesús Corona. Nosotros no somos una familia de problemas, yo soy tranquilo, deportista, no me gustan los problemas… mis papás están intranquilos.

“Yo no estoy actuando de mala manera, yo estoy haciendo lo correcto. Jesús Corona es el que está haciendo lo indebido, está mintiendo y está involucrando a la familia; ellos son los que van a pagar los platos rotos”, agregó.

Reconoció que este problema ha crecido más de lo debido.

“Ellos [familiares de Corona] no tienen nada qué ver, hablando de los primos y los tíos; ya cayeron en la mentira declarando ante la autoridad y es un delito. No me gustaría que sean los perjudicados, no encuentro la razón por la cual lo estén haciendo, sería más fácil que [Corona] declarara lo que es”, dijo.

Aseguró que si sigue adelante con el proceso legal no es con la intención de obtener algún beneficio, mucho menos en lo económico: “No me interesa, y no necesito el dinero. Soy egresado de la Universidad Panamericana, tengo mi carrera y un posgrado en Dirección de Empresas y una maestría; soy un profesionista”, expresó. “No quiero asegurar nada, pero tenemos pruebas suficientes para que salga la verdad y se den cuenta de lo que pasó”.

En el recuento de lo ocurrido, Jesús Corona intentó justificarse al asegurar que Rivera confunde al agresor, que el responsable fue su primo y no él.

“Difícilmente lo hubiera confundido, y menos con ese primo, al cual conozco. Si fue ese primo [quien agredió], que lo presente públicamente y la gente se dará cuenta si en verdad fue él. ¿Por qué no lo ha presentado? No lo sé, pero quizá por miedo a que digan que difícilmente lo pudieran confundir. Sé que fue él y difícilmente lo voy a confundir.

“[Corona] ha caído en muchas contradicciones: primero, dijo que no vino, después que sí vino, pero que estuvo en casa de sus papás… entrevistan a su papá y dice que sí fue [a las micheladas], pero que lo confundí, y el primo ni siquiera estaba en las micheladas ese día. Me gustaría que presente al primo y en un momento dado, que se someta a un detector de mentiras y ahí saldrá la verdad”.

Reveló que, como parte del proceso, Corona deberá dar su versión de los hechos ante las autoridades, pero mientras eso ocurre, el objetivo del joven de 30 años es que sucesos como éstos no se repitan, y mucho menos que queden bajo la sombra de la impunidad.

“No quiero que esto quede como si nada. Si no hago esto, al rato este ‘cuate’ lo vuelve a hacer y, como nadie le hace nada, por eso se siente intocable. No quise responder a la agresión, porque si no, después hubiera sido considerado como riña y el perjudicado hubiera sido yo y me voy a la cárcel. Después, si investigan el deporte que practico [el arte marcial Jiu Jit Su] lo considerarían como arma blanca y a final de cuentas, el perjudicado soy yo”, aseveró.

Mientras tanto, Jesús Corona perdió la titularidad en Cruz Azul y no fue convocado a la Selección por Javier Aguirre. El director técnico de los celestes, Enrique Meza, dijo que la decisión de enviarlo a la banca fue meramente “deportiva”, mientras El Vasco argumentó que no lo llamó para el juego ante Bolivia, porque prefería ver a Jonathan Orozco y Luis Michel, de Monterrey y Chivas.

“Me pesa dañarle su carrera, pero no fue mi culpa, sino de él. Hubiera sido tan fácil que lo aceptara desde el principio y créeme que no hubiera pasado nada. Él se está dañando solo y yo sólo estoy siguiendo un proceso normal”, agregó.

Durante la semana, familiares de Corona que estuvieron presentes en los hechos han dado su versión ante las autoridades, incluido el ex arquero Estéfano Rodríguez, padre de la prima de Corona, quien es menor de edad.

Chuy, la pelota está en tu cancha.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: