Peligroso silencio ante las burlas de Fabiano y la FIFA al Fair Play

(Esta colaboración forma parte del proyecto especial UIA-Futbol Al aire libre que se publica lunes, miércoles y viernes. Los textos pueden ser reproducidos dando crédito a Carla González y al Observatorio de Medios de la UIA).

Por Carla González, alumna del diplomado de Periodismo Deportivo de la UIA

El domingo 20 de junio apareció en Sudáfrica la magia brasileña. Brasil ganó 3-1 a Costa de Marfil. Sin embargo, un hecho ensombrece o debería ensombrecer el triunfo. Luis Fabiano anotó el segundo gol en una jugada espectacular, pero en la que se ayudó dos veces con la mano. El árbitro francés dio por bueno el gol. Luego, con una sonrisa quiso corroborar su decisión… con el propio Fabiano. Le preguntó si había metido el pecho. El jugador, con otra sonrisa, asintió. Fabiano mintió ante millones de telespectadores. En declaraciones posteriores explicó que no había entendido lo que el árbitro pregunto: “Fue unamano involuntaria, mano santa, mano de Dios”.

A pesar de lo que apareció en todas las repeticiones sobre la violación a las reglas, Fabiano fue nombrado por la FIFA el jugador del partido. Numerosos cronistas deportivos y el propio Fabiano parafrasearon a Maradona  refiriéndose al gol como “otra mano de Dios”. Según la agencia AFP, Maradona, en tono más crítico, dijo que este fue “el brazo de Dios”. La tendencia generalizada en la cobertura periodística fue a minimizar el incidente y destacar la “belleza” del tanto. La actitud fue totalmente distinta a lo que sucedió el miércoles 18 de noviembre de 2009, cuando sí hubo una fuerte condena a que el árbitro validara un gol que dio la clasificación a Francia, en el que Thierry Henry se ayudó con la mano. Este episodio de Luis Fabiano muestra la manera en que un jugador burla a las reglas y, en vez de que autoridades y medios informativos lo cuestionen, se le elogia; se le premia. ¿Qué hay detrás de esta actitud? ¿Cuáles son los riesgos que corremos como sociedad si no defendemos el Fair Play en el futbol y en toda práctica cotidiana? Estas imágenes son lo que hoy motiva mi reflexión.

El filósofo Albert Camus, declaró que todo lo que sabía de la moral del hombre lo había aprendido del fútbol, y es que las decisiones que se toman en el campo de juego, no tienen que ver únicamente con estrategias de juego, sino también con un código moral, que en el medio futbolístico se conoce como el Fair Play (Juego Limpio).

Evocar a Camus y al Juego Limpio va más allá de la cuestionable actitud de Fabiano de ayudarse en dos ocasiones con la mano para lograr controlar el balón y mentirle al árbitro cuando éste le pregunto si había realizado la recepción del esférico con el pecho.

 El fútbol, es un deporte de contacto, de pasión, en el que once jugadores enfrentan a otros once con el único objetivo de ganar. Ahora, si está involucrada la Copa del Mundo y la historia de un equipo como el brasileño, el duelo es a muerte, pues una barrida, un segundo en una carrera, pueden ser la diferencia entre ser el primero o el segundo, el calificado o el descalificado.

 Sin embargo, el hambre por el triunfo de jugadores, selecciones y dirigentes, no justifica actitudes deshonestas, que generan consecuencias más graves que una derrota y terminan por afectar de manera grave a todos los que conforman el futbol.

 El llamado Juego Limpio, no es simplemente evitar barridas por atrás o no fingir penales; va mucho más allá, es una forma de pensar y conducirse en bien y protección del juego y de quienes participan en él, incluyendo jugadores, técnicos y aficionados.

 El científico y deportista George Demey, definió al Juego Limpio como “una cuestión de ética, es la lucha por la desaparición del racismo, la violencia en el deporte, el reconocimiento de los atletas discapacitados… todo esto es Juego Limpio o Fair Play. El deportista tiene espíritu de sacrificio, sigue un camino recto y no cometerá nunca un acto de bajeza que tenga que reprocharse; es una especie de caballero moderno que contribuye en gran medida a la prosperidad y grandeza de su país”

 Congeniamos con George Demey, ser el mejor es jugar con las reglas y no al borde de ellas; imponerse por una superioridad deportiva y no imaginativa para engañar al árbitro; es conducirse con ética aunque ello signifique la posibilidad de perder.

 Todavía mantenemos vivo el recuerdo de Emmanuel Pettit, jugador de la selección francesa, quien en un juego crucial para su equipo en el Mundial de 1998, en un contragolpe con claras posibilidades de gol, decidió sacar el balón del terreno de juego ante la lesión de un jugador contrario. Su conducta, le valió el reconocimiento del mundo entero…

 Sin embargo, las agresiones de algunas figuras del mundo del fútbol, los engaños deliberados al árbitro auqnue sean cometidos por la mano de Dios y las conductas de algunos aficionados o seudoaficionados, hacen pensar que son muy pocos los que han entendido con claridad el concepto completo del Fair Play.

 La reflexión de esta joranda futbolística da pie a rescatar el Juego Limpio de los caballeros modernos en un sentido amplio e integral que va más alla de un simple slogan o una bandera que acompaña la ceremonia de inicio de cada partido.

1 comment so far

  1. Rodrix on

    Me parece acertado lo que comenta Carla, a nivel de cancha seguramente no se apreció como todos pudimos verlo con la tecnologia de las repeticiones y las cámaras lentas, lo más importante es la reacción del mismo arbitro que aseguró con sus gestos aver visto los actos del jugador.
    Se habla mucho del juego limpio, pero este simepre tiene que ir más allá de los jugadores, ya que los jueces son tanto los espectadores como los álbiros, si no se puede confiar en estos, el juego limpio es solo una epreción más y se piede la escencia de la cooperación en el deporte.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: